AECID

Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y con el fin de analizar hábitos de navegación. Para más información sobre las cookies utilizadas consultar nuestra política de cookies.

  • FCAS: Noticias

    FCAS: Noticias

    • 04/04/2020 13:00
      -
       
      |
      Agua y Saneamiento

      La Cooperación Española pone a disposición de sus países socios recursos y conocimiento en agua y saneamiento para luchar contra el coronavirus

      En las intervenciones del Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento en América Latina y el Caribe se están reforzando las medidas para asegurar la sostenibilidad y mantenimiento de los sistemas que proveen de agua potable, a la vez que se intensifican las campañas de higiene y lavado de manos.

      Niños en Paraguay

      La Cooperación Española, en el actual contexto de lucha contra el coronavirus, ha puesto a disposición de sus países socios los recursos con los que cuenta en el marco de sus programas para asegurar la continuidad y buen funcionamiento de los servicios de agua y saneamiento.

      Entre ellos destaca el Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento, que lleva más de diez años impulsando acciones para mejorar el acceso al recurso hídrico en 18 países de América Latina y el Caribe por valor de 1.662 millones de euros, de los que 800 millones son donaciones de España. Hasta el momento ha beneficiado a más de 2,8 millones de personas.

      En los últimos días, España ha intensificado el diálogo con las instituciones y operadores de agua en América Latina y el Caribe, así como su presencia en los clusters de WASH (Agua, saneamiento e higiene). La Cooperación Española tiene como objetivo intervenir en zonas donde existe mayor vulnerabilidad, primando la eficacia sin perder de vista las actuaciones de desarrollo con medidas a medio plazo. Por eso ha fijado las siguientes prioridades:

      • Apoyo al suministro de agua potable y al saneamiento: España colabora con los diversos actores del agua de América Latina y el Caribe para que los servicios lleguen a la mayor población posible, garantizando el suministro en barrios vulnerables o zonas rurales. Asimismo, reorientará fondos de sus programas, en la medida de lo posible, para reforzar la calidad del servicio mediante el acopio de insumos necesarios como cloro o reactivos de potabilización, la provisión de repuestos para reparaciones, así como la correcta disposición de las aguas residuales en las poblaciones donde se interviene.

      • En paralelo, se apoyará a las instituciones  para dar respuestas de emergencia localizadas, por ejemplo en barrios o comunidades sin acceso al servicio de agua potable donde se están instalando puntos de emergencia y camiones cisterna de agua potable con la calidad y frecuencia adecuadas. Además, se están realizando esfuerzos para garantizar este recurso en espacios estratégicos como centros de salud, escuelas, mercados, plazas públicas o residencias de mayores, dotándolos de puntos de lavado de manos y, en la medida de lo posible, soluciones de saneamiento.

      • Refuerzo de operadores: Se apoyarán medidas de fortalecimiento de operadores de agua y de saneamiento para la implementación de planes de contingencia que contribuyan a facilitar el servicio a toda la población. En algunos de los países socios se está valorando cómo fortalecer a los operadores de agua y saneamiento de cara a paliar la posible reducción de recaudación, cuando las instituciones no cuentan con sistemas de cobro virtuales o merman sus ingresos por la demora en el pago del agua. Para ello, se apoyará en campañas de promoción del pago de los servicios por medios telefónicos o telemáticos.

        Asimismo, se está analizando cómo colaborar con las juntas de agua que          gestionan los sistemas rurales para impedir que haya cortes a familias vulnerables   por falta de pago, a la vez que se intentará promover la conexión a los sistemas de   aquellas familias que aún no estaban conectadas.

      • Promoción de la higiene: La Cooperación Española contribuirá a reforzar las medidas de higiene y el lavado de manos impulsando la creación de puestos de desinfección y lavado de manos y está adaptando las campañas de higiene y lavado de manos pre-existentes de cara a la lucha contra el coronavirus, en forma de dípticos, carteles, cuñas radiofónicas, campañas en redes, vídeos, etc. y en algunos casos colaborando con los países socios en el reparto de insumos a las familias como cloro y jabón.

       

      En la lucha contra el COVID-19 es vital que la población disponga de un adecuado sistema de agua y saneamiento y desde la Cooperación Española se seguirá trabajando de forma intensa en campañas para el consumo responsable y la importancia de conectarse a la red de alcantarillado para una gestión segura de las aguas.

      Se trata de medidas que vienen a reforzar, ahora más que nunca, el firme compromiso de España con los derechos humanos al agua y al saneamiento, así como la importancia de poner el foco en la protección de los colectivos más vulnerables. Entroncan, por lo tanto, con el enfoque de derechos humanos que desarrolla la Cooperación Española, así como con la Agenda 2030 que busca "no dejar a nadie atrás". ​

  • Se abre en ventana nueva: enlace a Portal de la Transparencia
    Se abre en ventana nueva: enlace a Sede Electrónica - AECID