La Cooperación española lucha contra la violencia de género en una veintena de países

28/11/2022 9:00
España
|
Género

Las secretarias de Estado de Cooperación Internacional, Pilar Cancela, y de Asuntos Exteriores y Globales, Ángeles Moreno Bau, han inaugurado un acto público en Casa Árabe, cuyos temas centrales han sido el matrimonio infantil y la violencia hacia las mujeres migrantes

La Cooperación española lucha contra la violencia de género en una veintena de países

​En conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional ha celebrado el acto 25N: “Cooperación feminista contra las violencias hacia mujeres y niñas en todo el mundo”, centrado en el matrimonio infantil y la violencia hacia mujeres migrantes.

La apertura del acto corrió a cargo de Pilar Cancela Rodríguez, secretaria de Estado de Cooperación Internacional, quien señaló que “la Cooperación Española reafirma su compromiso con el feminismo, con la lucha contra la violencia machista y con la igualdad efectiva entre mujeres y hombres. Solo una sociedad en la que las mujeres no sufran violencia por ser mujeres puede ser considerada completamente libre, solo una democracia libre de violencia machista es una democracia plena”.

“Una cada tres mujeres en el mundo ha sufrido violencias al menos una vez en su vida. Es un hecho inaceptable. Hay que cerrar el paso a esto y a nuevos fenómenos como la violencia digital que afecta masivamente a mujeres”, añadió la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y Globales, Ángeles Moreno Bau.

Irene Lozano, directora de Casa Árabe, manifestó que “la conciencia del fenómeno ha aumentado, pero también se ha abierto el espacio para quienes quieren romper el consenso que venía existiendo para condenar y detener la violencia de género”.


Lucha contra los matrimonios forzados

En la primera mesa de la jornada​ Mario Fanjul, coordinador General de la Cooperación Española en Etiopía, explicó cómo la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) trabaja en Etiopía “impulsando un programa de cooperación feminista que aborda aspectos estructurales de las inequidades de género y las violencias contra mujeres y niñas”.

En concreto, Fanjul se centró en las iniciativas de la AECID para acabar con el matrimonio infantil y la mutilación genital femenina, que dan apoyo a la Alianza Nacional etíope para este fin. Esta alianza está liderada por el Ministerio de la Mujer y Asuntos Sociales, que aglutina a diversas organizaciones sociales especializadas junto a entidades públicas. “Además, -explicó Fanjul- la Agencia da apoyo a Setaweet, uno de los escasos movimientos feministas en Etiopía, para que fortalezca sus grupos de mujeres, en especial aquellos que trabajan con niñas casadas, para cuyo abordaje han desarrollado una metodología específica”.

Dicha metodología fue explicada precisamente, por Frezer Abera, socióloga feminista e integrante de Setaweet; que describió el sistema de espacios de autocuidado de adolescentes etíopes, víctimas de matrimonios celebrados antes de la edad legal permitida. En la misma sesión, el también etíope Abebaw Bogale, coordinador de la Alianza Nacional para poner fin al matrimonio infantil y la mutilación genital femenina, explicó cómo funciona esta red de organizaciones públicas y privadas que, bajo el liderazgo del Ministerio de la Mujer, impulsan la Hoja de Ruta para poner fin al matrimonio infantil y a la mutilación genital femenina en 2030. En esta mesa participaron también Ana Güezmes, directora de la División de Asuntos de Género de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y Rocío Muñoz, asesora regional de Género del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA).​


Mujeres en movilidad humana 

En la segunda mesa, sobre violencias hacia mujeres en movilidad humana, participó Peggy Martinello, directora de Administración Pública y Asuntos Sociales de la FIIAPP (el brazo de la Cooperación Española centrado en políticas públicas), quien repasó las distintas políticas leyes y normas impulsadas por las instituciones españolas en el exterior para otorgar protección internacional a las víctimas de violencia de género en regiones como América Latina, prevenir y desactivar redes de trata en Nigeria y Níger o incorporar protocolos policiales específicos para víctimas en Líbano.

En esta mesa intervinieron también Carolina Pacheco, supervisora del manejo de casos de violencia basada en género en respuesta humanitaria de UNFPA Colombia; Juan Carlos Pacheco, asesor regional y responsable de comunicación de HIAS en América Latina y Caribe; y Benedetta Lettera, responsable de Operaciones para América Latina y Filipinas de Acción contra el Hambre, que abordaron las razones del incremento de desplazamiento sin precedentes en la región. 

Dos de cada diez personas en movimiento en la región son niñas y adolescentes que representan el 20%, según datos del PNUD. En muchas ocasiones recorren rutas peligrosas e irregulares, lo que aumenta los riesgos de protección. En la región, el 80% de las violaciones se cometen contra niñas y adolescentes de 10 a 14 años y el 90% de estos casos se dan en un contexto de violaciones reiteradas. La violencia sexual y de género es, en muchos casos, causa misma del desplazamiento. No solo están más expuestas: las mujeres y niñas migrantes tienen menor acceso servicios básicos y protección. En el corredor centroamericano, la Cooperación Española presta su ayuda humanitaria a las personas migrantes, con especial atención en la prevención de la violencia basada en género y de protección y atención a mujeres y niñas víctimas de violencia. 

 

Cooperación Española, una cooperación feminista 

En la actualidad, “la Cooperación Española financia más de 20 proyectos específicos de lucha contra las violencias de género, además de muchos otros en los cuales la lucha contra las violencias que sufren mujeres y niñas constituye una parte esencial”, indicó Antón Leis, presidente de la AECID, en la clausura.

“El compromiso de la Cooperación Española para lograr la eliminación de todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas en los ámbitos público y privado, incluidas la trata y la explotación sexual y otros tipos de explotación, es absoluto”, señaló Pilar Cancela, antes de añadir que “esto se refleja en sus iniciativas, tanto las que prestan apoyo a organismos internacionales como la Agencia de las Naciones Unidas para la Población (FNUAP) y ONU Mujeres; como su contribución a la academia, las asociaciones de mujeres y feministas y sus alianzas con la sociedad civil en general”.




Compartir en Facebook Compartir en Twitter