Movilizar a la juventud, clave en la lucha contra la Mutilación Genital Femenina en Senegal

22/11/2022 16:00
Senegal
|
Género

 El país dispone de una legislación que prohíbe esta práctica que, sin embargo, sigue siendo demasiado habitual en algunas regiones como Kolda

 La Cooperación Española apoya el Programa Conjunto de FNUAP y UNICEF para la Erradicación de la Mutilación Genital Femenina que trabaja con 17 países africanos para poner fin a esta vulneración de los derechos humanos que compromete la salud y la vida de millones de mujeres y niñas en el mundo

Movilizar la juventud AECID SENEGAL

Jóvenes en el centro Educativo Siliko Ouest. Foto: FNUAP-UNICEF

La aplicación de la Ley 99 de 2005 que prohíbe la mutilación genital femenina en Senegal ha de superar, para ser efectiva, las resistencias socioculturales y la distancia entre la población y el sistema judicial que garantiza su cumplimiento. 

La mutilación genital femenina es una vulneración clara de los derechos de las mujeres y las niñas que la sufren y puede causar graves complicaciones para la salud e incluso la muerte. Además, según UNICEF, es "la manifestación de una arraigada desigualdad de género". 

Por mutilación genital femenina se entiende "todo procedimiento que suponga la extirpación parcial o total de los genitales externos femeninos, u otro tipo de lesión a los órganos genitales femeninos por motivos no médicos", según las Naciones Unidas, que cifra en 200 millones el número de mujeres y niñas mutiladas en el mundo. 

En Senegal se estima que cerca de 2 millones de mujeres y niñas han sufrido mutilación genital. Kolda, donde el 45% de la población es menor de 15 años, es una de las regiones del país que presenta mayor índice de prevalencia, con una incidencia estimada en un 64% de las mujeres y las niñas. 

Teniendo en cuenta este último dato, los responsables del Programa Conjunto para la Erradicación de la Mutilación Genital Femenina en Senegal, con apoyo español, están volcando sus iniciativas en la sensibilización y llamada a la acción de la población más joven para que no considere la mutilación genital femenina como una práctica aceptable; que la reconozca como delito y que tenga la información necesaria para poder denunciar esta práctica ante las autoridades judiciales senegalesas, si es preciso. 

A través de este Programa, puesto en marcha en 2008, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (FNUAP), junto a UNICEF, contribuye a acelerar la eliminación de la mutilación genital femenina y a prestar servicios de atención a mujeres y niñas para paliar sus consecuencias. La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), viene apoyando este programa desde 2013 -con un monto de 2,4 millones de euros- dentro de su esfuerzo para combatir este tipo de violencia contra las mujeres y las niñas. 

En la actualidad, el Programa Conjunto para la Erradicación de la Mutilación Genital Femenina, en su fase IV, trabaja con el objetivo de transformar las normas sociales en las comunidades afectadas, además de colaborar con los gobiernos con vistas a establecer sistemas nacionales de respuesta viables. 

En Kolda (Senegal), las actividades del programa abarcan todos los actores sociales; desde el centro de asesoramiento para adolescentes, donde se organizan charlas de sensibilización, hasta el centro de salud, donde los sanitarios recomiendan el abandono de esta práctica. Otro lugar decisivo es el Tribunal de Kolda, que expresa su voluntad para reforzar la ley y disuadir así de esta terrible práctica.


Dos jóvenes del Centro Eduicativo Siliko Ouest durante una sesión de sensibilización sobre los efectos de la mutilación genital femenina. Foto: FNUAP-UNICEF

 

El programa ha trabajado, asimismo, en las aldeas con sus regidores y promoviendo el diálogo intergeneracional entre jóvenes, ancianos y otros miembros de la comunidad de relevancia, como los líderes religiosos, para conseguir desvincular esta práctica de la religión. 

En general, todos ellos trabajan para tratar de acabar con la mutilación de mujeres y niñas en sus aldeas y zonas de influencia tras una importante tarea de incidencia por parte del Programa, que ve cómo los argumentos de afectación a la salud de las niñas están cumpliendo su cometido y bajando la prevalencia de la práctica. 

Otro de los frentes abiertos para erradicar la mutilación genital femenina en Senegal está en las escuelas. Los centros de secundaria imparten de forma semanal contenidos integrados en el plan de estudios nacional, que incluyen sesiones sobre diversos temas como la mutilación genital femenina y el matrimonio infantil. 

El Programa Conjunto para la Erradicación de la Mutilación Genital Femenina trabaja a escala comunitaria, nacional, regional e internacional para concienciar sobre el daño causado por la mutilación genital femenina y empoderar a las comunidades, mujeres y niñas y que decidan abandonar su práctica. Para ello se trabaja con organizaciones de la sociedad civil activas en el ámbito de la educación y en sesiones de diálogo sobre los aspectos de esta práctica relacionados con la salud y los derechos humanos. También se coopera con líderes religiosos y tradicionales, para desvincular la MGF de la religión y para generar el apoyo necesario para su erradicación. Además, el FNUAP colabora con medios de comunicación para fomentar el diálogo en torno a esta práctica y cambiar la imagen de las niñas que no se han sometido a ella. 

Asimismo, uno de los enfoques estratégicos del Programa consiste en desarrollar un movimiento internacional de aliados con una labor centrada en eliminar la práctica de la mutilación genital femenina. Burkina Faso, Djibouti, Egipto, Eritrea, Etiopía, Gambia, Guinea, Guinea-Bissau, Kenya, Malí, Mauritania, Nigeria, Senegal, Somalia, Sudán, Uganda y Yemen son los países en los que trabaja este programa al que contribuye la Cooperación Española.


Compartir en Facebook Compartir en Twitter