Las intervenciones del Fondo de Cooperación de Agua y Saneamiento contribuyen a lograr la igualdad de oportunidades entre los géneros

10/03/2022 13:00
Haití
|
Género

En el Día Internacional de la Mujer, evaluamos cómo, desde la AECID y, en concreto, desde las intervenciones del Fondo de Cooperación para el Agua y el Saneamiento (FCAS) en Haití, se contribuye a lograr la igualdad de oportunidades entre los géneros y se empodera a las mujeres y niñas

Las intervenciones del Fondo de Cooperación de Agua y Saneamiento contribuyen a lograr la igualdad de oportunidades entre los gé

El Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento (FCAS) es un instrumento de la Cooperación Española que tiene como principal objetivo asegurar el acceso a agua potable y saneamiento a las poblaciones más necesitadas de América Latina y el Caribe. Desde el Gobierno de España se han desembolsado 791 millones de euros en donaciones que han conformado, junto con las aportaciones de las contrapartes locales, una cartera de 1.276 millones de euros. En Haití, concretamente el programa del FCAS comenzó en el año 2012 y sigue ejecutándose. Al final de este, se habrán invertido cerca de 100 millones de dólares en la mejora de las infraestructuras de agua y saneamiento del país, así como en el refuerzo de capacidades técnicas.

Generalmente son las mujeres las encargadas de proporcionar toda el agua que se consume en los hogares.

Todas las intervenciones que se llevan a cabo en el marco del programa tienen un impacto en la vida de las mujeres haitianas. Por un lado, con respecto al acceso al agua, el nexo entre mujeres y agua es indiscutible y preponderante, son ellas prácticamente proporcionan toda el agua que se ocupa en los hogares. Saben dónde están las fuentes de agua y los horarios de servicio de los quioscos públicos. Las mujeres la recogen, almacenan y administran. Además, la reciclan para aprovecharla eficientemente y conocen su calidad; usan la menos limpia para lavar y regar, y tratan de preservarla de la contaminación. También inciden en su conservación y son responsables casi en su totalidad de la producción agrícola de autoconsumo, fundamental para la soberanía alimentaria del país. En concreto, gracias al programa, se rehabilitará y extenderá las redes de distribución de agua de 12 ciudades de más de 10.000 habitantes, así como un gran número de sistemas en zonas rurales. Hasta el momento se han mejorado las condiciones de acceso al agua de cerca de medio millón de personas en todo el país.

Según un estudio de la DINEPA (Dirección Nacional de Agua y Saneamiento en Haití) de 2018, el 74% de las niñas y el 46% de las mujeres comerciantes no iban a la escuela o al mercado durante su período menstrual.

Por otro lado, en relación con el saneamiento, y en concreto, el saneamiento en las escuelas, según un estudio de referencia de la DINEPA (Dirección Nacional de Agua y Saneamiento en Haití) de 2018 el 74% de las niñas y el 46% de las mujeres comerciantes no iban a la escuela o al mercado durante su período menstrual. Sin embargo, un análisis de género realizado por el Banco Mundial en 2019 encontró un porcentaje mucho menor: solo el 9% de las niñas y ninguna de las mujeres comerciantes indicaron que su período menstrual no les impedía ir a la escuela o al mercado. En ese sentido, el programa también se encargará de la construcción de bloques sanitarios tanto en colegios como en lugares públicos para, entre otros motivos, facilitar la participación de las mujeres y las niñas en todos los ámbitos de su vida cotidiana. Hasta el momento se han construido bloques 15 bloques sanitarios y a lo largo de este año se construirán 3 más.

Gracias a la intervención de la AECID en Haití a través de los diferentes proyectos del Programa se contribuye al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible definidos por Naciones Unidas. En concreto, con el objetivo 6, que propone garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos de aquí a 2030. Asimismo, promoviendo un acceso igualitario a los servicios de agua y saneamiento se contribuye al objetivo número 5: lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas. 



Compartir en Facebook Compartir en Twitter