AECID

Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y con el fin de analizar hábitos de navegación. Para más información sobre las cookies utilizadas consultar nuestra política de cookies.

  • Sala de Prensa

    Sala de Prensa

    • 02/07/2021 14:00
      -
      Bolivia
      |
      Género

      RED DE EXPERTES. Abramos los armarios; cooperación cultural para reclamar un mundo libre de discriminación

      Ahora más que nunca, hemos de seguir reivindicando espacios para lograr la igualdad de derechos para las personas LGBTIQ+. La cultura, en su definición más amplia y en toda su capacidad de expansión, es un gran canal para lograrlo

      ​En la imagen, intérpretes de Transformando Realidades, una pieza de danza-teatro y percusión, escrita y desarrollada por la Compañía de Teatro Casa Diversa. La Casa Diversa,, en Asunción (Paraguay), es un hogar escuela, espacio autogestionado para víctimas de violencia de la comunidad TLGBIQ+. El espacio, dirigido por la activista Yren Rotela, trabaja a partir de las realidades que atraviesan personas de la comunidad, dándoles contención, apoyo y orientación.


      Por Juan Sánchez, director del Centro Cultural de España en La Paz

      Sumar esfuerzos y animar a "salir del armario" es un gesto que va más allá de la individualidad. La celebración del 28 de junio, el día del Orgullo LGBTIQ+, nos habla precisamente de la importancia que siempre ha tenido la colectividad para el movimiento que lucha por la diversidad.

      Este movimiento ha encontrado en la cultura su mejor aliada para hacerse notar, conectar a personas, discursos y luchas alrededor de todo el mundo; aglomerando una vasta cantidad de expresiones culturales hacia un mismo camino de conquista de derechos y libertades.

      A pesar del avance vivido en la última década, un único mes al año de visibilidad de la diversidad sexual prueba no ser suficiente para reclamar la igualdad de derechos para las personas LGBTIQ+ y para las parejas del mismo sexo. Ahora más que nunca, hemos de seguir reivindicando espacios para lograr estos cambios, y la cultura, en su definición más amplia y en toda su capacidad de expansión, es un gran canal para lograrlo.

      El acoso escolar por homofobia y transfobia es una de las formas de violencia más extendida en los centros educativos de Iberoamérica. En Bolivia, el 70% de los casos de discriminación por orientación sexual e identidad de género en los colegios fue ejercido por parte del profesorado, , según la Guía Iberoamericana para el abordaje del acoso escolar por homofobia y transfobia, Sumando Libertades, publicada por la Red Iberoamericana de Educación LGBTQISer LGBTQI+, y  afrodescendiente o indígena, incrementa la discriminación y agrava la situación de vulnerabilidad; así lo denuncia la organización colombiana Caribe Afirmativo, que señala que 62 de los 123 homicidios ocurridos entre 2007 y 2016 en la región Caribe contra personas LGBTQI+ ocurrieron en contextos afrodescendientes. 

      Las personas LGBTQI+ se enfrentan a una grave discriminación, tanto legislativa como social, que no se limita a su país de origen sino que continúan sufriéndolas durante su periplo a un país "seguro", según pone de manifiesto la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR). Además, a la Comunidad Trans-Travesti, que ya sufre numerosos casos de crímenes de odio, se les niega trabajo, vivienda o cuidado de la salud; en Perú, según la II Encuesta Nacional de Derechos Humanos -2020-,  el 37% de personas, si tuvieran una empresa, estarían poco o nada dispuestas a contratar una persona trans.

      El activismo, más aún en esta situación de emergencia sanitaria mundial, ha unido a las personas en la lucha por exigir una mejor calidad de vida -con voces diversas, plurales, y disidentes- para denunciar la desigualdad de condiciones que experimentan aquellos colectivos que han sido tradicionalmente dejados atrás.

      Desde la cooperación cultural española, pensamos que un camino para conquistar derechos consiste en amplificar esos discursos nuevos y emergentes, que permiten ampliar las visiones y experiencias del colectivo LGBTIQ+ y enriquecer los espacios culturales de nuestras comunidades.

      Y en ello estamos. Armarios Abiertos conjuga este mes de junio el activismo y la cultura con Infancias LGBTQI+, Afrodescendencias e indigenismos, Migrantes y refugiados LGBTIQ+ y la Comunidad Trans-Travesti. Lo hace en una iniciativa que ya va por su segunda edición y une a 19 centros culturales de la Cooperación Española en Iberoamérica y Guinea Ecuatorial, pero también a la casa de América en Madrid, al Centro Niemeyer de Avilés o la Real Academia de España en Roma.

      Cuando en 2020, veíamos que, con motivo de la situación sanitaria en la que nos encontrábamos, un gran número de Festivales y Marchas se iban cancelando, pensamos que no podíamos quedarnos de brazos cruzados. Así nació la primera edición de Armarios Abiertos, como una forma de trabajar colectivamente, en red, a favor de la diversidad.

      De esta forma, nos sumamos a las actividades programadas en el marco del 28 de junio, fecha clave para visibilizar la presencia del colectivo en la sociedad y reivindicar sus derechos.

      Armarios Abiertos, además de consolidar el compromiso de la cooperación cultural española con la comunidad y de promover una cultura tolerante y respetuosa con la diversidad sexual, visibiliza la diversidad de las realidades LGBTQI+, promociona y apoya  a artistas y creadores LGBTQI+, y teje redes entre iniciativas de diferentes países.

      La primera edición, que tuvo lugar entre el 29 de junio y el 3 de julio de 2020, llevaba como subtítulo Diversidad sexual en la cultura iberoamericana. Participaron más de 50 activistas y artistas en las diferentes mesas de debate, presentando un panorama sobre la representación y presencia de la comunidad en cada una de las manifestaciones artísticas y cómo, a través de ellas, se puede reclamar e imaginar un mundo libre de discriminación.

      Estas mesas se acompañaron de cine, videoarte, teatro y un concierto de clausura, a cargo del artista español Rodrigo Cuevas.

      El programa fue un éxito, con actividades simultáneas en todos los países y los 19 centros en Iberoamérica y África, y su difusión sirvió de altavoz de la lucha por la diversidad. Pero lo más importante fue la valoración positiva de los/las/les participantes, quienes entraron en contacto, en ocasiones, por primera vez, y cuya relación generó intercambios y propuestas conjuntas.

      La segunda edición, cuyo subtítulo es Activismo LGBTQI+ en Iberoamérica, inició el pasado 1 de junio y finalizará el 4 de julio. En esta ocasión, nos enfocamos en cuatro aspectos de especial relevancia: Infancias LGBTQI+, Afrodescendencias e indigenismos LGBTQI+, Migrantes y Refugiados LGBTQI+, y Comunidad Trans-Travesti.

      Desde inicios de mes se han realizado entrevistas a activistas de diferentes países sobre los temas que nos ocupan y que se encuentran disponibles en las redes de cada uno de los CCE. Entre el 28 de junio y el 3 de julio, activistas de diferentes países participarán en las mesas de debate y podremos ver, en diferentes plataformas, el Ciclo de Cortos LGBTQI+ por la diversidad y contra la intolerancia (organizado por el Centro Niemeyer), la obra de teatro paraguaya Transformando realidades, y el concierto de clausura, el 4 de julio, con la cantautora chilena Javiera Mena.

      Armarios Abiertos suscita, además de un espacio de libertad y apoyo a la diversidad, también algunas muestras de rechazo. La primera edición de Armarios Abiertos sufrió la intervención de trolls en nuestras mesas de debate que buscaban boicotear el programa y, en esta segunda edición, se repite la incomprensión; las redes sociales de los CC están recibiendo comentarios negativos - incluso insultantes-.

      Estas acciones sólo nos reafirman en la necesidad de seguir denunciando los grandes niveles de discriminación y violencia que a día de hoy sigue enfrentando la comunidad LGBTIQ+ y de seguir trabajando en la promoción del trato digno y de la igualdad de derechos.

      Se hace imprescindible seguir promoviendo, con iniciativas como Armarios Abiertos, la concienciación y el entendimiento por parte de todos los sectores de nuestra sociedad, de los grandes niveles de discriminación y violencia que hoy en día sigue enfrentando la comunidad LGBTIQ+.

      Sin un esfuerzo conjunto, no solo desde el sector público, sino de todos los agentes sociales, políticos, públicos y privados será muy difícil alcanzar los objetivos que plantea la Agenda 2030 para "No dejar a nadie atrás".

      -----------------------

      Juan Sánchez es Director del Centro Cultural de España en La Paz (Bolivia).


  • Se abre en ventana nueva: enlace a Portal de la Transparencia
    Se abre en ventana nueva: enlace a Sede Electrónica - AECID