AECID

Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y con el fin de analizar hábitos de navegación. Para más información sobre las cookies utilizadas consultar nuestra política de cookies.

PLAZOS ADMINISTRATIVOS

A partir del 1 de junio de 2020 finaliza la suspensión de los plazos administrativos, de acuerdo con el artículo 9 del Real Decreto 537/2020, de 22 de mayo.

A partir del 4 de junio de 2020 finaliza la suspensión de los plazos de prescripción y caducidad de derechos y acciones, de acuerdo con el artículo 10 del Real Decreto 537/2020, de 22 de mayo.​​


  • Sala de Prensa

    Sala de Prensa

    • 29/04/2020 10:00
      -
      Mali
      |
      Desarrollo rural, seguridad alimentaria y nutrición

      AECID en Mali: 10 años de cooperación en regadío

      En este tiempo, la AECID ha promovido la coordinación y articulación de las intervenciones en el sector agrario con un enfoque de construcción de resiliencia para el desarrollo

      Mali abril1

      En el último decenio, y en el marco de sucesivos Marcos de Asociación País y Comisiones Mixtas, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) ha priorizado en Mali, entre otros sectores, el desarrollo rural y la seguridad alimentaria. El objetivo de la apuesta por estos sectores ha sido la promoción de oportunidades económicas para los más pobres, utilizando las potencialidades que ofrece el desarrollo del sector agrícola como factor de apalancamiento para mejorar la situación de seguridad alimentaria y nutricional a través de una alimentación adecuada y suficiente, y reduciendo y controlando los factores que determinan la vulnerabilidad en las situaciones de crisis alimentarias. Estas acciones se enmarcan en las políticas, estrategias y planes que contribuyen al desarrollo rural y la promoción de la seguridad alimentaria en Malí y que se detallan en el Plan Nacional de Inversión en el Sector Agrícola (PNISA).  

      Asimismo, no existe impacto sostenible sin el refuerzo de las capacidades locales y sin el empoderamiento de los propios beneficiarios como actores de su propio desarrollo. En este sentido, y como parte de su compromiso, la AECID ha promovido la coordinación y articulación de las intervenciones en el sector agrario con un enfoque de construcción de resiliencia para el desarrollo. 

      Los esfuerzos de la AECID van más allá del apoyo en equipamiento e instalación de perímetros de riego y la mejora de la producción en cultivos como el arroz y las hortalizas, sino que buscan igualmente la protección del medio ambiente o la mejora de los ingresos de los productores con el fin de combatir la pobreza, apoyar la capacidad de recuperación de las poblaciones y mitigar las causas estructurales y cíclicas del éxodo rural y la emigración económica de esas poblaciones.  A modo de ejemplo, a finales de 2018 casi 100 hectáreas fueron protegidas contra la erosión y 13 agrupaciones agrarias locales beneficiaron de apoyos en insumos, así como de la adquisición de conocimientos en el mantenimiento de las estructuras de regadío instaladas. 




      El apoyo técnico es una pieza esencial para asegurar el éxito en materia de desarrollo agrario. Dicho apoyo pasa para la formación y capacitación de los agentes de los servicios técnicos correspondientes en diversas áreas profesionales, que van desde la gestión de datos y geolocalización de parcelas de riego a diversas formaciones técnicas sobre tecnologías de regadío o la mejora de la producción agraria. Así, en 2018 la Cooperación española reforzó la capacidad operativa del Ministerio de Agricultura, a través de la formación de 20 agentes de los servicios técnicos de ingeniería rural en materia de cartografía de base para el desarrollo de planes de riego, sistemas de información geográfica (SIG) o uso y procesamiento de imágenes satelitales. Este apoyo se reforzará en los próximos meses con la aprobación de una Asistencia Técnica que ayudará a reforzar las capacidades técnicas de 200 agentes locales en el horizonte 2021-2022. 

      Así, desde 2011 hasta nuestros días la Cooperación Española en colaboración con la Dirección Nacional de la Ingeniería Rural (DNGR) ha movilizado más de 5,7 millones de euros al servicio de la puesta en valor de más de 650 hectáreas y beneficiando a 3.800 personas de manera directa y más de 18.000 de manera indirecta. 

      La trayectoria en riego de España y de las universidades, centros públicos y empresas españolas es mundialmente reconocida y muy valorada en los países de África Occidental y el Sahel. Y el sector del regadío es prioritario para la Cooperación española en la región y la AECID tiene larga experiencia de trabajo en la región con la financiación de cooperación técnica y de proyectos de regadío (con proyectos en ejecución con fondos bilaterales y del Fondo Fiduciario de la UE para África, así como del Fondo Fiduciario de FIDA). Además, como complemento a la cooperación no reembolsable, el Fondo para la Promoción del Desarrollo​ (FONPRODE) de la AECID ha apostado por trabajar con el Banco Mundial (BM) en el ámbito del regadío en el Sahel, al amparo del Acuerdo Marco de Cofinanciación firmado con el BM a comienzos de 2019, con la financiación de tres operaciones previstas en Mali, Níger y Senegal en el marco del Proyecto de Apoyo a la Iniciativa Regional para la Irrigación en el Sahel (PARIIS).

  • Se abre en ventana nueva: enlace a Portal de la Transparencia
    Se abre en ventana nueva: enlace a Sede Electrónica - AECID