España consolida e incrementa su compromiso con Malí

12/02/2014 22:00
Mali
|
Crecimiento económico

La Cooperación Española aportará cinco millones de euros al Fondo de Estabilización Económica y Social administrado por el PNUD en Malí para mejorar la salud de la población.

España ha contribuido este último año con 18 millones de euros para paliar la crisis humanitaria y para los sectores de salud, desarrollo rural y seguridad alimentaria y género en Malí.

​El secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica en su llegada a Malí.

​El secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia Aldaz, y el representante residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), David Gressly, han firmado hoy en presencia de la ministra de Economía y Finanzas de Malí, Bouaré Fily Sissoko, un acuerdo por el cual España aportará cinco millones de euros al Fondo de Estabilización Económica y Social, administrado por el PNUD, con el fin de mejorar el acceso a la salud de la población maliense.

SALUD, DESARROLLO RURAL Y SEGURIDAD ALIMENTARIA
Esta colaboración permitirá al Gobierno de Malí reforzar las capacidades del personal sanitario, facilitar el acceso de la población a la atención sanitaria y mejorar el acceso de mujeres y niños a vacunas y medicamentos, además de la prevención frente a epidemias y catástrofes.

El Fondo Nacional de Estabilización Económica y Social de Malí es un mecanismo financiero transitorio que permite apoyar de forma directa las actividades prioritarias del presupuesto estatal. A un año de su creación, con la firma de este cuarto convenio de financiación, el importe de los recursos gestionados por el fondo asciende a 44 millones de dólares con las aportaciones de los Países Bajos, Dinamarca y España.

Asimismo, Jesús Gracia ha confirmado hoy la contribución española de 1.900.000 euros al programa de la Asociación de Municipios de Malí que promoverá a nivel comunal el diálogo, la cultura de paz y la reconciliación en las regiones de Gao y Tombuctú, así como fortalecerá la funcionalidad de las estructuras sanitarias y la realización de actividades agropastorales para garantizar la seguridad alimentaria en las regiones del norte.

El secretario de Estado pudo comprobar ayer en Tombuctú el impacto de las acciones humanitarias financiadas por la Cooperación Española, en sus reuniones con autoridades locales, la comunidad humanitaria y la población local. Además, visitó un proyecto de seguridad alimentaria, el ‘huerto de la paz’, y un programa de tratamiento nutricional en un centro de salud comunitario, ambos apoyados por la Cooperación Española.
 
COMPROMISO DE ESPAÑA CON MALÍ
Además, el secretario de Estado ha mantenido hoy reuniones con el presidente de la República de Malí, Ibrahim Boubacar Keita, con el primer ministro, Oumar Tatam Ly, y con el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional, Zahabi Ould Sidi Mohamed, a quienes ha reiterado el compromiso español con el país, ya expresado en mayo de 2013 por el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación en la Conferencia de Donantes para Malí. En dicha reunión, España anunció una contribución de 18 millones de euros al desarrollo del país, cantidad que ya ha sido canalizada para prestar ayuda humanitaria y contribuir a la mejora de los sectores de salud, desarrollo rural, seguridad alimentaria y género.

CRISIS HUMANITARIA EN EL SAHEL
La situación humanitaria es grave. Se estima que en Malí hay unos 2,7 millones de personas en riesgo de inseguridad alimentaria y de éstas, en torno a 800.000 tienen necesidad de asistencia inmediata. Además, se estima que 135.000 niños y niñas sufren malnutrición aguda severa. Por otro lado, tres millones de malienses están expuestos a padecer cólera por un acceso limitado al agua y al saneamiento, especialmente en el norte. Y persiste la situación de inseguridad, lo que dificulta el retorno y amenaza a las poblaciones del norte, especialmente a las de zonas rurales.

La Cooperación Española se compromete a responder a esta crisis humanitaria a través de agencias humanitarias e independientes, concentrándose en los aspectos de protección, salud, agua y saneamiento, nutrición, y seguridad alimentaria y nutricional. En 2014 está previsto que España aporte un total de dos millones de euros para paliar los efectos de la crisis humanitaria en Malí. España a su vez contribuirá a los esfuerzos para facilitar el acceso de la ayuda humanitaria a las poblaciones afectadas.

MALÍ, UNA PRIORIDAD PARA LA COOPERACIÓN ESPAÑOLA
El IV Plan Director de la Cooperación Española 2013-2016 incluye a Malí dentro de sus prioridades geográficas como país de asociación. Coherente con esta prioridad, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) abrió una de sus oficinas Técnicas de Cooperación en Bamako en 2008, año en el que se firmó la 1ª Comisión Mixta de cooperación hispano-maliense, vigente en la actualidad.

Tras la suspensión de la Cooperación Española en el país en marzo de 2012 por la ruptura del orden constitucional tras el golpe de Estado, en 2013 se retomó para dar respuesta a la coyuntura actual.

En cuanto a las prioridades geográficas, la Cooperación Española se ubica mayoritariamente en Bamako y zona periurbana, en las regiones de Kayes y Sikasso y la región norte del país.

Imágenes del viaje en nuestra galería Flickr.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter