¿Cómo funciona el Fondo?

​​​​​​​​​

El Fondo canaliza donaciones para apoyar las iniciativas que los países socios establezcan para garantizar los derechos humanos al agua y al saneamiento de su población. Dependiendo de la capacidad de los mismos y de su nivel de desarrollo, sirven para financiar completamente algunas actuaciones o para complementar fondos nacionales. Las entidades elegibles para acceder a las ayudas son las administraciones públicas y las organizaciones de la sociedad civil sin ánimo de lucro.

Los programas son ejecutados por las entidades beneficiarias de las donaciones del Fondo en los países socios. En total, supone 800 millones de euros en donaciones procedentes de los presupuestos generales del Estado.

Se crea como un fondo global único, gestionado a través de dos carteras de programas, la bilateral (AECID) y la multilateral (BID). Ambas se rigen por los mismos principios  (respeto a los derechos humanos, contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible), por los mismos objetivos estratégicos (establecimiento de sistemas sostenibles para el acceso al agua potable y saneamiento básico, teniendo en cuenta el refuerzo institucional y gestión integrada del recurso hídrico) y los mismos criterios transversales (enfoque de derechos humanos, de género y sostenibilidad ambiental).

Las actuaciones del Fondo se rigen por las prioridades establecidas en el Plan Director de la Cooperación Española, y según lo establecido en el Real Decreto 1460/2009.

Además de la legislación general de subvenciones, el funcionamiento y prioridades del Fondo están contempladas en la siguiente normativa.

​ 


NORMATIVA​

 ​​