AECID

Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y con el fin de analizar hábitos de navegación. Para más información sobre las cookies utilizadas consultar nuestra política de cookies.

  • Press Room

    Press Room

    • 10/15/2021 10:00 AM
      -
      América Latina y Caribe
      |
      Agua y Saneamiento

      El empoderamiento de la mujer rural en el sector de agua y saneamiento (AyS)

      La equidad de género es una de las líneas fundamentales de la alianza del Gobierno de España y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), es un elemento transversal de los programas del Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento (FCAS) y una de las claves para garantizar servicios equitativos y sostenibles, puesto que cuando la mujer participa en la gestión y administración de los sistemas, los impactos positivos son notables

      Mujeres de Konani, en el municipio de Sica Sica, en Bolivia

      Mujeres de Konani, en el municipio de Sica Sica, en Bolivia, aprendiendo el manejo de herramientas y accesorios para la fontanería

      ​Como ejemplo de buena práctica, cabe destacar los programas del Fondo del Agua en Bolivia, donde junto con el país se han desarrollado guías para trabajar las cuestiones de género en los proyectos rurales y fomentar el papel de las mujeres en la gestión del agua. Como parte del Programa de Agua Potable y Saneamiento en Pequeñas Comunidades Rurales de Bolivia se ha llevado a cabo la formación de fontaneras, que ha contribuido a que las mujeres de zonas rurales adquieran nuevas competencias para tener una fuente de ingresos, al igual que los hombres. En esos espacios, se ha reforzado también la capacidad de liderazgo, la participación activa y la seguridad de las habitantes de las localidades de Sica Sica, San Carlos, Villa Tunari y San Benito.


       



      Otro ejemplo relevante es cómo la Cooperación Española ha impulsado, junto con el Gobierno de Panamá, la creación de escuelas de lideresas en varias comarcas indígenas de la nación centroamericana. Esta iniciativa se realizó con el objetivo de mejorar la participación de las mujeres, y fortalecer su capacidad organizativa, técnica y de incidencia en los organismos comunitarios de base que gestionan el agua en las zonas rurales de Panamá.  Para ello, el objetivo establecido fue que hubiera entre un 30 y un 50% de mujeres en la directiva de las juntas de agua, preferentemente en cargos de presidencia o vicepresidencia. También se desarrollaron los talleres de masculinidades con los hombres, y se buscaron alianzas con otros actores e iniciativas que desarrollasen temas de género (Ministerios, ONGs) para establecer sinergias. 



      Mujeres participando en los talleres de lideresas, en Panamá, 2017


      En Paraguay, el Fondo ha logrado la capacitación de mujeres de las zonas rurales, a través del programa de lideresas "Guardianas del Agua", en materia de higiene, saneamiento básico, uso y manejo del sistema de agua y medidas sanitarias para prevenir el contagio del COVID-19. 

      Del mismo modo, en Ecuador, el programa de Agua y Saneamiento en comunidades rurales dispersas en el Cantón Portoviejo ha permitido la puesta en marcha de la Escuela de Formación Comunitaria de Mujeres, organizada en torno a tres ejes: fortalecimiento de la autoestima, toma de decisiones y desarrollo de capacidades y habilidades técnicas para el manejo y mantenimiento de los sistemas de agua potable y saneamiento. Esta escuela se articula como un proceso vivo, en el que las mujeres comparten experiencias y saberes para profundizar en sus realidades y transformarlas a partir de su propia participación. 

      Para reforzar estas líneas de trabajo, la alianza del Gobierno Español junto con BID (Banco Interamericano de Desarrollo) han impulsado que el Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento (FCAS) esté trabajando en una cooperación técnica que tiene como objetivo desarrollar acciones que supongan un ejemplo para la región. La cooperación técnica se basa en cuatro aspectos: 1) Apoyo a la inclusión del enfoque de género en las políticas públicas de Agua y Saneamiento; 2) Promoción e institucionalización de la equidad de género en las empresas que operan estos servicios; 3) Apoyo a los proyectos para definir e implementar estrategias de género, y 4) Actividades productivas vinculadas al sector de Agua y Saneamiento (AyS) que permitan la generación de ingresos para mujeres. 

      En general, como elementos prioritarios en la implementación de proyectos de AyS, se está incidiendo en el equilibrio de las relaciones de género y en tomar en cuenta las necesidades específicas de las mujeres y favorecer sus derechos de participación, representación y decisión en el marco del diseño y ejecución de las operaciones. Con ello, se busca aportar a la igualdad entre los géneros, al empoderamiento de las mujeres y, en última instancia, a la transformación del papel de las mujeres rurales en la sociedad.


  • Opens in new window: link to Portal de la Transparencia
    Opens in new window: link to Sede Electrónica - AECID