AECID

Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y con el fin de analizar hábitos de navegación. Para más información sobre las cookies utilizadas consultar nuestra política de cookies.

  • Sala de Prensa

    Sala de Prensa

    • 21/10/2019 12:00
      -
      África Subsahariana
      |
      Cooperación para el desarrollo

      Celebrado en Casa África el VII Encuentro Informal de Enviados Especiales de la UE y Socios del Sahel

      Organizado conjuntamente por la Unión Europea y el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España, el encuentro ha reunido a altos representantes de la UE y los principales países del Sahel con el fin de analizar los problemas y retos de la región y avanzar en la Agenda del Sahel

      VII Encuentro Informal de Enviados Especiales de la UE y Socios del Sahel

      Asistentes al VII Encuentro Informal de Enviados Especiales de la UE y Socios del Sahel

      Casa África (Las Palmas de Gran Canaria) acogió, los pasados días 17 y 18 de octubre, el VII Encuentro Informal de Embajadores de la Unión Europea, Enviados Especiales de la UE y Socios del Sahel, organizado conjuntamente por la Unión Europea y el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España.

      Inaugurado por el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Fernando Valenzuela, y el Representante Especial de la Unión Europea para el Sahel, Ángel Losada, este VII Encuentro ha reunido a un buen número de altos representantes para el Sahel de la Unión Africana (UA), la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), la Oficina de las Naciones Unidas para África Occidental y el Sahel (UNOWAS), y el G-5 Sahel, organización sub-regional creada en diciembre de 2004 que agrupa a cinco países de la región (Mauritania, Mali, Níger, Burkina Faso y Chad). Entre otros, ha contado con la participación del Secretario Permanente del G-5 Sahel, Maman Sambo Sidikou; la vicepresidenta de la Comisión de la CEDEAO, Finda Koroma; el representante especial de la UA para el Sahel, Pierre Buyoya; y el representante especial de la ONU para África Occidental y el Sahel, Mohamed Ibn Chambas, además de Enviados Especiales para el Sahel de países de la UE, EE.UU., Canadá, Suiza y Noruega. El encuentro ha servido como punto de encuentro para intercambiar opiniones sobre cómo lograr la estabilización y el desarrollo de la región y avanzar en la Agenda del Sahel.

       

      NUEVOS DESAFÍOS PARA EL “GRAN SAHEL”

      La programación de este encuentro también ha incluido la celebración de varias mesas redondas con la seguridad y estabilidad en el Sahel, el desarrollo económico de la región y la contribución de las mujeres a la paz y la seguridad como ejes temáticos. La directora de Cooperación con África y Asia de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), Cristina Díaz, participó en la mesa sobre desarrollo económico de la región. En su intervención comenzó dando la bienvenida al concepto de Gran Sahel, que tiene en cuenta las relaciones y conexiones que existen en esta gran área entre el corazón de los cinco países de la región del Sahel y otros limítrofes que, si bien no se incluyen en la región, comparten problemas y respuestas similares. "La pobreza estructural, la situación de inseguridad, la debilidad de las instituciones o la crisis humanitaria son los principales desafíos de desarrollo a los que se enfrenta la región. Sin embargo, hay nuevos desafíos a los que también hay que dar respuesta, como la transformación energética y el desarrollo urbano enmarcado en un contexto de rápido crecimiento de la población", indicó Cristina Díaz.

        

      La directora de Cooperación con África y Asia de la AECID, Cristina Díaz, durante el encuentro

      En su intervención, la directora de Cooperación con África y Asia expuso las líneas estratégicas de la cooperación española para contribuir al desarrollo del Sahel:

      • Trabajamos con un enfoque integrado del desarrollo en el Sahel, sobre la base de que el desarrollo económico de la región no será posible sin un refuerzo de la gobernanza democrática y sin un mayor acceso a los servicios sociales básicos por parte de la población.
      • La AECID ha apostado, como motor de desarrollo económico en el Sahel, por el apoyo a la agricultura y por el desarrollo rural de la región. La seguridad alimentaria y nutricional y el fortalecimiento de la resiliencia, en países que todavía tienen una población todavía mayoritariamente rural y sufren crisis alimentarias cíclicas, sigue siendo prioritaria. Pero además la cooperación española está comprometida con el desarrollo rural como generador de empleo y de una mayor productividad, para lo que queremos acompañar el paso de las economías de autoconsumo a las economías de comercialización e incluso exportación de la producción agrícola.
      • El apoyo a las organizaciones regionales en África Occidental y el Sahel es otra de nuestras líneas de trabajo, a través de programas de cooperación con la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) y con el G5 Sahel, la organización regional de los países del corazón saheliano creada con el objetivo de hacer frente conjuntamente a los grandes desafíos de la región en materia de desarrollo y de seguridad.
      • La movilización de recursos es fundamental para promover el desarrollo de la región y, en este sentido, España tiene el propósito de dar un impulso a la cooperación financiera reembolsable con Mali, Níger y Senegal, con la preparación por el FONPRODE de varios proyectos conjuntos con el Banco Mundial en el ámbito de la irrigación (proyecto PARIIS), del agua y saneamiento y de la gestión de desechos.
      • La movilización del sector privado puede tener también, sin duda, un efecto positivo sobre el desarrollo del Sahel. España está participando activamente en el Plan de Inversiones Exteriores de la UE (PIE) en África, con la aprobación al FONPRODE y a COFIDES de tres programas de inversión en las ventanas de inversión relativas a inclusión financiera de microempresas y PYMES, energías renovables y conectividad, y ciudades sostenibles, con el objetivo de atraer inversión público-privada que, en último término, redunden en la creación de empleo, necesaria para el crecimiento de los países sahelianos.


       

      EL SAHEL, UNA REGIÓN PRIORITARIA

      El Sahel (palabra de origen árabe que significa "orilla" o "ribera") está conformado por los territorios de 11 países que van desde el norte de Senegal hasta Etiopía, abarcando una extensión de 5.400 kilómetros. Es una región prioritaria para la UE y especialmente para España, dada nuestra proximidad geográfica.

      Se trata de un territorio afectado por varias crisis y conflictos, una región en la que confluyen el cambio climático, la explosión demográfica, el subdesarrollo o la debilidad institucional y el conflicto en varios niveles, como el terrorismo yihadista, el crimen organizado o los enfrentamientos entre distintas etnias. Todo ello convierte a el Sahel en una fuente de inestabilidad para su entorno, para África Subsahariana, para el Magreb e incluso para el sur de Europa. Esto obliga a la implicación de la UE, y especialmente de España, en la gestión de dichas crisis y conflictos, en el marco de la "estrategia UE para el Sahel" y su consiguiente "Plan de Acción", basados en los ejes de Seguridad y Desarrollo Económico, en colaboración con los países de la zona.


       
      Compartir en Facebook Compartir en Twitter
  • Se abre en ventana nueva: enlace a Portal de la Transparencia
    Se abre en ventana nueva: enlace a Sede Electrónica - AECID