AECID

Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y con el fin de analizar hábitos de navegación. Para más información sobre las cookies utilizadas consultar nuestra política de cookies.

  • Sala de Prensa

    Sala de Prensa

    • 08/03/2019 10:00
      -
      España
      |
      Género

      Las guerras y los procesos migratorios son el caldo de cultivo para la trata de seres humanos, especialmente mujeres y niñas

      Es un crimen que afecta a las poblaciones más vulnerables y está ligado situaciones de discriminación, desigualdad, violencia de género y pobreza

      La lucha contra la trata pasa por una actuación internacional coordinada en colaboración con los países de origen de las víctimas

      Mesa debate

      ​​​

      Estas son algunas de las conclusiones alcanzadas en el debate sobre “La Cooperación para el Desarrollo y la lucha contra la trata” que, como parte de los actos en conmemoración del Día Internacional de la Mujer, ha organizado la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

      El encuentro comenzó con la proyección del largometraje “El Proxeneta. Paso corto, mala leche”, dirigido por Mabel Lozano, al que siguió una Mesa Debate sobre la Trata de Mujeres y Niñas con fines de explotación sexual, moderado por Lola Martín Villalba, jefa de la Unidad de Género del Departamento de Cooperación Sectorial de la AECID.

      Han participado en el acto Virginia Álvarez, experta en Trata de Amnistía Internacional, Miriam Benterrak, subdirectora adjunta de Cooperación Interinstitucional en Violencia de Género de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, Enrique López Villanueva, punto focal de la Relatoría Nacional para la trata de seres humanos del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) y Rocío Mora Nieto, directora de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (APRAMP).

      Todos los participantes han estado de acuerdo en asegurar que la trata, en sus múltiples facetas, incluida la que tiene como fin la explotación sexual, es una negación de un gran número de derechos fundamentales y afecta a las poblaciones más vulnerables del planeta, con mujeres y niñas como objetivos prioritarios. Se trata de un crimen transnacional ligado a la discriminación, la desigualdad, la explotación, la violencia de género, la pobreza y la falta de oportunidades y recursos.

      Para luchar contra este crimen la acción de los Estados se debe basar en tres pilares: prevención en los países de origen, protección a las víctimas y persecución del delito. Para ello, es necesario trabajar con los países de origen, tanto a nivel de administración como de sociedad civil, para conocer a través su realidad diaria los motivos que permiten que las mujeres caigan en las redes de la trata de personas y, sobre todo, ayudar a identificar a las posibles víctimas.

      El debate sobre Cooperación para el desarrollo y la lucha contra la trata, forma parte del ciclo Mujeres Libres que, bajo el lema “Cooperamos para hacer realidad los derechos de las mujeres y las niñas”, organiza durante el mes de marzo la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y que acoge una serie de encuentros en los que se analiza cómo promover y proteger los derechos de las mujeres y las niñas desde la cooperación internacional.

      Compartir en Facebook Compartir en Twitter
  • Se abre en ventana nueva: enlace a Portal de la Transparencia
    Se abre en ventana nueva: enlace a Sede Electrónica - AECID

Av. Reyes Católicos 4 - 28040 Madrid - Tel. +34 91 583 81 00 | centro.informacion@aecid.es
Aviso legal | Protección de datos | Guía de navegación | Accesibilidad