AECID

Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y con el fin de analizar hábitos de navegación. Para más información sobre las cookies utilizadas consultar nuestra política de cookies.

  • Sala de Prensa

    Sala de Prensa

    • 07/04/2018 0:00
      -
       
      |
      Salud

      Cobertura Sanitaria Universal para todas las personas, en cualquier lugar

      -La Cooperación Española impulsa el fortalecimiento de los Sistemas Nacionales de Salud, y los esfuerzos de las Instituciones de salud de los países socios para avanzar en acceso a servicios de salud con un enfoque en la atención primaria

      -Cobertura Sanitaria Universal, para todas las personas, en cualquier lugar es el lema de la OMS, en su 70 aniversario, para este Día Mundial de la Salud

      Centro público de salud en Addis Abeba. La Cooperación Española apoya el sistema público de salud etíope para facilitar el acceso a los  servicios sanitarios por parte de toda la población.​ Foto Miguel Lizana.

      Día Mundial de la Salud. La Cooperación Española apoya el objetivo mundial de alcanzar la Cobertura Sanitaria Universal en los países en desarrollo, y los esfuerzos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para impulsarla en todo el mundo, y coincidimos en recordar en el Día Mundial de la Salud, que la salud es un derecho humano imprescindible para alcanzar el desarrollo.

      El V Plan Director de la Cooperación Española, en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y la Hoja de Ruta de la Agenda 2030, apoya la consecución del ODS 3, que pretende "Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades". Entre las metas de este objetivo, el ODS 3.8 propone alcanzar la Cobertura Sanitaria Universal, la protección contra los riesgos financieros, y el acceso a servicios de salud esenciales de calidad, que la Cooperación Española va a impulsar decididamente, como un requisito imprescindible para alcanzar el desarrollo sostenible.

      No podemos obviar la importancia del resto de los ODS, como determinantes sociales no sanitarios esenciales para la salud. La seguridad alimentaria y la nutrición adecuada (ODS 2), la educación (ODS 4), la igualdad de género (ODS 5), el acceso al agua y saneamiento (ODS 6), las acciones contra el cambio climático (ODS 13), la construcción de ciudades sostenibles y seguras (ODS 11), son los más estrechamente relacionados, pero en un enfoque integral, la consecución de los 17 ODS influirán en la mejoría de salud en el mundo.

      La Cooperación Española es un socio fiable para los países en desarrollo. Durante muchos años ha apoyado, y sigue apoyando, el fortalecimiento de los Sistemas Nacionales de Salud, y los esfuerzos de las Instituciones de salud de los países socios para avanzar en acceso a servicios de salud con un enfoque en la atención primaria. Colabora, principalmente, a través de la contribución a Fondos comunes que ayudan a financiar los planes nacionales de salud en cada país, así como a través de ONGD. Apoya la Atención Primaria, entendida como la asistencia sanitaria esencial basada en métodos y tecnología prácticos, puesta al alcance de los individuos en cada una de las etapas de su desarrollo, a un costo que las personas y el país puedan soportar, como puerta de entrada al Sistema de Salud, y primer nivel de contacto con los servicios de salud en un proceso permanente de atención sanitaria. Pero aún queda mucho por hacer.

      Los Sistemas de Salud necesitan un abordaje integral y armónico para desarrollarse y poder incorporar el conocimiento científico en todas sus actividades, y proporcionar a las personas los cuidados que necesitan a lo largo de su vida, lo más completos y accesibles que permita las condiciones del país, desarrollando una buena atención sanitaria en todos los niveles de atención, desde el nivel primario, hasta el especializado, incorporando en todos los niveles y en la medida de lo posible, el conocimiento científico y tecnológico existente.

      APOSTAR POR LOS SERVICIOS ESPECIALIZADOS

      Para ello, el desarrollo de los servicios especializados, quirúrgicos y hospitalarios es esencial para hacer frente a muchos de los desafíos más urgentes de salud en el mundo, como reducir la mortalidad materna, la mortalidad por emergencias quirúrgicas, por accidentes y traumatismos, por cáncer y enfermedades cardiacas, enfermedades congénitas, quemaduras, resolver problemas como fístula obstétrica, etc. Existe una importante brecha en la disponibilidad de estos servicios, y más de la mitad de la población mundial no tiene acceso a ellos. En muchos países el acceso está limitados a personas que pueden pagar por ellos, originando una de las mayores desigualdades y constituyendo uno de los principales obstáculos para alcanzar el derecho a la salud en el mundo.

      La adopción de la Agenda 2030 supone una oportunidad para avanzar en Cobertura Sanitaria Universal, aumentando el acceso a nuevos servicios esenciales, imprescindibles para mejorar la salud y el desarrollo de los países menos adelantados. Asimismo, en la Asamblea Mundial de la OMS de 2015 se aprobó la Resolución 68/15 considerando los servicios quirúrgicos de emergencia y la anestesia como imprescindibles para la cobertura sanitaria universal.

      La Cooperación Española está desarrollando en los últimos años programas de apoyo a la Formación médica especializada y al desarrollo de servicios especializados esenciales en los Hospitales, en países como Mozambique, Etiopía, Níger y Bolivia, para dar respuesta a las necesidades de la población y contribuir al avance hacia la cobertura sanitaria universal y a la consecución de los ODS.

      Aún queda un largo camino por recorrer. En el período de ejecución del V Plan Director de la Cooperación Española aprobado recientemente, queremos seguir formando parte de este esfuerzo global con decisión, respaldando a nuestros países socios para que alcancen sus objetivos de salud, imprescindibles para avanzar en definitiva hacia su propio desarrollo sostenible.

      LA OMS REIVINDICA LA COBERTURA UNIVERSAL EN SU 70 ANIVERSARIO

      En 2018, el Día Mundial de la Salud, en su 70º aniversario, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha lanzado el lema: "Cobertura Sanitaria Universal, para todas las personas, en cualquier lugar", y solicita a los líderes mundiales su compromiso para adoptar medidas concretas que promuevan la salud de todas las personas.

      La cobertura sanitaria universal (CSU) significa garantizar que todas las personas, en cualquier lugar, puedan tener acceso a servicios sanitarios esenciales, de calidad, en el lugar y en el momento en que los necesiten, sin tener que pasar apuros económicos. Universal significa para todos, sin discriminación y sin dejar a nadie atrás.

      Como afirma el Dr. Tedros, Director General de la OMS, "Salud es un derecho humano, y nadie debería morir o estar enfermo solo porque es pobre, o porque no tiene acceso a los servicios de salud que necesita".

      Según la OMS, la CSU no significa solo proveer un paquete mínimo de servicios de salud en cada país, sino asegurar una expansión progresiva de la cobertura de servicios esenciales y su protección financiera a medida que hay más recursos disponibles. Avanzar hacia la CSU requiere el fortalecimiento de los sistemas de salud en cada país. Para que los servicios de salud sean verdaderamente universales, es necesario pasar de unos sistemas de salud concebidos en torno a las enfermedades y las instituciones, a unos sistemas de salud concebidos en torno a las personas y sus necesidades.

      En líneas generales, se han conseguido importantes avances hacia la cobertura sanitaria universal en todos los países del mundo. Desde el inicio de la Agenda de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), se ha reducido la mortalidad infantil, se ha ralentizado la expansión de las epidemias de VIH/SIDA, malaria y tuberculosis y la mortalidad por estas enfermedades, y se ha reducido la mortalidad materna, aunque no lo suficiente. También se han logrado avances en el acceso y provisión de cuidados primarios de salud.

      A pesar de ello, aún quedan importantes desafíos en el mundo para alcanzar la Cobertura Sanitaria Universal. Más de la mitad de la población mundial todavía no puede acceder a los servicios de salud que necesita. Además de las dificultades de acceso geográfico, persisten graves dificultades financieras en muchos países para financiar la provisión de los servicios, una enorme parte de la población mundial no dispone de recursos económicos para pagarlos, y no existen profesionales cualificados ni tecnología adecuada para proveerlos.

      La falta de acceso a medios de diagnóstico de calidad en países en desarrollo, tiene como consecuencia la imposibilidad de detectar un sinfín de enfermedades prevalentes que en los países desarrollados son diagnosticadas de forma habitual y precoz, permitiendo su tratamiento adecuado y a tiempo, y la recuperación de la salud.

      El tratamiento para muchas enfermedades resulta inalcanzable para millones de personas por la insuficiente capacidad técnica y tecnología adecuada en los hospitales de su país, limitado realmente a las personas que pueden pagarlos. Sin hablar de la imposibilidad para millones y millones de personas en el mundo de beneficiarse del conocimiento científico y tecnológico avanzado actual, y acceder a tratamientos quirúrgicos y farmacológicos especializados, que para la población de los países desarrollados forman parte del disfrute habitual de sus derechos más elementales, situando a la población de los distintos países del mundo en situaciones separadas por años luz en cuanto a oportunidades de supervivencia.

      Mientras en un país como España trabajan en la red asistencial un total de 116.711 médicos y 169.601 enfermeras, según datos del Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad de 2016, de ellos 78.285 médicos y 136.699 enfermeras en los hospitales, para una población de 46,4 millones de personas, en muchos países de África Subsahariana existen apenas unas decenas de médicos especialistas y cirujanos, para poblaciones similares.

      El desarrollo de los servicios especializados esenciales, como Cirugía, Ginecología y Obstetricia, Anestesia, Traumatología, Pediatría o Medicina Interna, está limitado por el escaso número de profesionales especialistas y la precariedad de sus hospitales.

      Para mejorar esta situación y poder proporcionar a las personas los cuidados de salud que necesitan a lo largo de su vida, lo más completos y accesibles que permita las condiciones del país, es imprescindible desarrollar los Sistemas de Salud con un abordaje integral y armónico que consiga una atención sanitaria adecuada en todos los niveles de atención, desde el nivel primario, hasta el especializado y hospitalario, incorporando en todos los niveles y en la medida de lo posible, el conocimiento científico y tecnológico que existe en el mundo.

      Salud es un derecho humano. Pero al mundo le queda un largo camino para conseguir que cada persona, sin importar quien sea, donde viva, o cuánto dinero tenga, pueda obtener los cuidados de salud de calidad que necesita y merece en cada momento de su vida. (OMS, Dr. Tedros, Día de la Cobertura Sanitaria Universal, 12 diciembre 2017).

       

      Compartir en Facebook Compartir en Twitter
  • enlace a la Sede Electrónica de la AECID