AECID

Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y con el fin de analizar hábitos de navegación. Para más información sobre las cookies utilizadas consultar nuestra política de cookies.

  • Sala de Prensa

    Sala de Prensa

    • 27/02/2014 10:00
      -
      México
      |
      Ciencia y Desarrollo

      La UNESCO incluye un proyecto de la Cooperación Española de energías renovables en su manual de buenas prácticas

      Las energías renovables permiten que el acceso a la electricidad en estas zonas deje de ser una utopía, proporcionando pequeños sistemas domiciliarios de energía eléctrica.

      ​Paneles solares "Local Caption" Centro de Investigaciones, Promoción y Cooperación Internacional

      ​La UNESCO ha incluido en su publicación “Buenas Prácticas en energías renovables y sostenibles - 2013”, la intervención Luz en Casa Oaxaca (México). Se trata de una Alianza Público Privada para el Desarrollo (APPD) entre el Gobierno del Estado de Oaxaca, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la empresa ACCIONA Microenergía, que va a facilitar el acceso a los servicios básicos de electricidad a las poblaciones más desfavorecidas y aisladas del Estado de Oaxaca, en México.

      Con esta intervención se pretende que todos los hogares del Estado de Oaxaca, hasta los más pobres y remotos, dispongan de luz eléctrica en cuatro años. Es un programa plurianual donde la colaboración de los diferentes actores juega un papel trascendental. Hasta el momento, la AECID ha destinado 324.000 euros para este programa.

      Oaxaca es uno de los cuatro Estados más pobres de México, según su Índice de Desarrollo Humano, con carencias sociales de acceso a los servicios de salud y educación, acceso a la seguridad social, servicios básicos de la vivienda, de calidad y espacios de la vivienda. Asimismo, existen 808 localidades con menos de 100 habitantes, sin electricidad y sin planes de ser electrificadas en por lo menos los próximos cinco años, que afecta a cerca de 25.000 oaxaqueños.

      La APPD “Luz en Casa Oaxaca” es una colaboración sinérgica y complementaria entre socios, en estrecha relación con los beneficiarios finales, para lograr uno de principales objetivos establecidos en el Plan Estatal de Desarrollo Mexicano, que es facilitar acceso a los servicios básicos de electricidad a las poblaciones de menos de 100 habitantes del Estado, las que, por razón de su dispersión y ubicación remota, sufren las peores consecuencias de la marginación, la concentración de la pobreza y la falta de servicios básicos para su desarrollo humano.

      Sin acceso a la energía eléctrica es imposible consolidar avances en salud, educación o desarrollo económico. En la escala de la electrificación, el primer nivel y el más importante es el acceso a la luz eléctrica. Sustituir las velas, lámparas de baterías, linternas y otros, por luz eléctrica en los hogares representa mejorar la iluminación que permita extender la jornada para desarrollar tareas productivas, o de ocio, o tareas escolares, evitar la contaminación interna de la vivienda con humos nocivos para la salud y disminuir drásticamente la probabilidad de incendios. Si esto se consigue a un costo para el usuario menor del costo actual, también se habrá conseguido un aumento de la renta disponible.

      Las energías renovables permiten que el acceso a la electricidad en estas zonas deje de ser una utopía, proporcionando pequeños sistemas domiciliarios de energía eléctrica.

      Durante los últimos años se han producido avances significativos en los sistemas fotovoltaicos aislados, tanto en los paneles como principalmente en los sistemas de almacenamiento e iluminación. Esto ha permitido reducir el tamaño y peso de los sistemas fotovoltaicos domiciliarios, con lo que es posible su transporte e instalación por parte del usuario. También permite que ante una incidencia, el usuario pueda llevar el sistema o los elementos afectados al Centro de Atención a Usuarios para su reparación. Estos sistemas, denominados Pequeños Sistemas Fotovoltaicos Domiciliarios (PSFD) suministran energía a tres focos durante al menos cuatro horas al día, y también permiten recargar teléfonos móviles o aparatos de alta eficiencia de radio o televisión.

      Compartir en Facebook Compartir en Twitter
  • enlace a la Sede Electrónica de la AECID