AECID

Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y con el fin de analizar hábitos de navegación. Para más información sobre las cookies utilizadas consultar nuestra política de cookies.

  • Press Room

    Press Room

    • 6/30/2015 1:00 PM
      -
      América Latina y Caribe
      |
      Agua y Saneamiento

      Lanzamiento del informe final sobre los ODM en agua y saneamiento

      UNICEF y la OMS advierten de que todavía una de cada tres personas en el mundo (2,4 mil millones de personas) carecen de acceso a servicios de saneamiento, lo cual afecta negativamente a la salud propiciando enfermedades transmitidas por el agua y perjudicando la supervivencia infantil principalmente.

      ​​​

      Hoy se ha publicado el último Informe del JMP. El “WHO/UNICEF Joint Monitoring Programme on Water Supply and Sanitation (JMP)"​ es el programa oficial para el monitoreo de las metas en agua y saneamiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Este informe marca el 25º aniversario del Programa Conjunto OMS/UNICEF de Monitoreo y constituye también el documento final sobre el acceso a agua potable y saneamiento antes de que se cumpla el plazo de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). En el informe se constata que los progresos han sido considerables. 

      En América Latina y el Caribe, los avances en las coberturas de agua y saneamiento han supuesto un progreso muy positivo (más de un tercio de la población en la región alcanzó el acceso a agua potable y a saneamiento desde 1990), pero no suficiente. Se ha logrado la meta relativa al acceso a agua potable pero aún 31,5 millones de personas siguen sin tener acceso al agua potable, de los cuales la mayoría viven en áreas rurales. En saneamiento no se ha alcanzado la meta y todavía 107 millones de personas carecen de acceso a instalaciones mejoradas de saneamiento. Los esfuerzos no sólo tienen que ir dirigidos a incrementar la cobertura, se tiene que trabajar en la mejora del servicio y sobre todo en la gestión del recurso y de los sistemas a fin de garantizar la sostenibilidad de estos servicios.​

      Este es el objetivo de la Cooperación Española, cuyo Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento​ lleva desde 2008 trabajando por la región de América Latina y el Caribe para contribuir al logro de los ODM, desde un enfoque de derechos humanos, y focalizándose en las zonas rurales y periurbanas con menores coberturas. En paralelo con la dotación de infraestructuras para garantizar el acceso al agua y saneamiento, se acompaña a los países socios para fortalecer sus instituciones de cara a la gobernanza del sector.

      La meta de los ODM relativa al agua potable (que el 88% de la población tuviera acceso a fuentes mejoradas para 2015) fue ya alcanzada y superada en 2010.  Sin embargo, este dato oculta desigualdades entre las zonas rurales y urbanas, entre pobres y ricos, entre hombres y mujeres. Además no ofrece información sobre la continuidad del servicio ni sobre la calidad del agua suministrada. Aún queda un largo camino por recorrer: hay 663 millones de personas sin acceso a agua potable mejorada en todo el mundo.

      En relación con el acceso al saneamiento, la meta de los ODM (que exigía reducir a la mitad la proporción de la población sin saneamiento básico, y por tanto ampliar el acceso, que pasaría del 54% al 77% de la población mundial) no se ha cumplido, aunque sí se ha progresado: el 68% de la población mundial utiliza en la actualidad una instalación de saneamiento mejorada. Esto significa que todavía existen casi 700 millones de personas sin acceso a saneamiento. Y al igual que en el acceso al agua, existen fuertes disparidades entre zonas rurales y urbanas, así como entre pobres y ricos, mujeres y hombres. La defecación al aire libre sigue siendo un grave problema mundial, con los riesgos que comporta para la salud.

      En definitiva, queda mucho trabajo que hacer, también en materia de higiene. Con la mejora del agua, el saneamiento y la higiene podrían evitarse 842.000 muertes cada año.

      De cara a los futuros Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), una de cuyas metas será el acceso universal a agua potable, saneamiento e higiene, será crucial reducir las desigualdades en el acceso observadas entre diferentes grupos (ricos y pobres, poblaciones rurales y urbanas, o grupos desfavorecidos frente a la población general). Para ello, será imprescindible disponer de datos desglosados y de mejor calidad sobre el acceso al agua, el saneamiento y la higiene. Asimismo, deberá prestarse una mayor atención a la calidad de los servicios, y no solo al acceso. ​

      Share to Facebook Share to Twitter
  • Opens in new window: link to Portal de la Transparencia
    Opens in new window: link to Sede Electrónica - AECID