AECID

Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y con el fin de analizar hábitos de navegación. Para más información sobre las cookies utilizadas consultar nuestra política de cookies.

  • Press Room

    Press Room

    • 6/6/2017 12:00 PM
      -
      El Salvador
      |
      Cultura y Desarrollo

      SNIF, la voz de La Casa Tomada en San Salvador

      SNIF El Salvador

      ​​​​​​​​​​SNIF a los platos en un momento del ensayo. Foto ©Miguel Lizana/AECID

      El Centro Cultural de España en San Salvador (CCESV) y la Casa Tomada cuentan con un espacio de más de 2000 m2, dos salas para exposiciones y actividades y patios exteriores para actividades al aire libre. 

      La Casa Tomada, ​cuyo nombre está inspirado en un cuento de Julio Cortázar, ​ es un espacio de creación, producción e investigación impulsado por el Centro Cultural de España en San Salvador en colaboración con colectivos e iniciativas publico privadas de la sociedad civil salvadoreña, que busca encontrar nuevos modos de crear y de organizarse colectivamente para contribuir al desarrollo sostenible de la producción cultural como herramienta de transformación social para la reinvención de la producción artística salvadoreña y fomento de la cultura de paz.

      En ella funcionan colectivos de artistas que se organizan a través de una asamblea, algunos de ellos con espacio propio, como estudio de música, de fotografía, de grabado, etc. y otros utilizan los espacios comunes con que cuenta el edificio. 

      Uno de estos artistas es Salvador Samuel Vásquez, conocido como SNIF, un joven cantante de Hip Hop salvadoreño que proviene de un barrio lejano, el Mariona, donde está uno de los penales más conocidos del país.

      En La Casa recibió el estímulo para desarrollar su propio estilo y hoy es uno de los máximos exponentes salvadoreños del hip hop. Además, a sus 23 años, imparte talleres a jóvenes que empiezan. "Un cantante de hip hop más es un delincuente menos", dice. Cuando no hay plata, se busca la vida, cantando sus temas, con otro amigo, en los buses de la capital. Sus letras son una crónica y un altavoz de su entorno.


      SNIF suele improvisar canciones en los autobuses de la capital San Salvador. Foto ©Miguel Lizana/AECID


      La Casa Tomada le enseño a soñar y a vivir del arte, a ser la voz de los pensamientos y anhelos de la clase trabajadora de El Salvador. Frente al desempleo y marginación apela a la dignidad de la gente para recuperar el valor y la lucha.


      Share to Facebook Share to Twitter
  • link to the e-Office AECID